Abu Simbel
El Templo de Abu Simbel en Egipto

Técnicamente, bajo el nombre de Abu Simbel se engloban dos templos construidos adyacentes en la ribera occidental del lago Nassser. El más grande de ellos, está consagrado al faraón que lo mandó construir, Ramsés II, y a Amón, Ptah y Ra, los grandes dioses egipcios. El pequeño, el faraón lo puso en pie en honor de Hathor, diosa del amor y de la belleza, y de su esposa Nefertari. Ambos templos forman parte del Monumento de Nubia de Abu Simbel a File, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979.

De 33 metros de altura y 38 metros de ancho, en la entrada del mayor de los dos templos, lucen cuatro estatuas en posición sentada que representan todas ellas a Ramsés II. A sus pies, numerosas estatuas de pequeño tamaño, representan a distintos familiares del faraón. El gran templo de Abu Simbel es uno de los mejor conservados de Egipto, pese al deterioro de una las estatuas que representan al faraón.

En el interior del templo, se encuentran representados los dioses Amón, Ptah y Ra, junto a otra estatua de Ramsés II. Los días 21 de febrero y 21 de octubre, los rayos solares iluminan los rostros de los dioses Amón, Ra y Ramsés. La cara de Ptah queda en penumbra dado que este último era el dios de la oscuridad.

El templo pequeño, consagrado a Hathor, y dedicado a la esposa favorita del faraón, también está excavado en la roca, y lo ornamentan en la fachada cuatro estatuas de Ramsés II y dos de Nefertari. En el interior, rematando las columnas, lucen cabezas esculpidas de Hathor, y en el fondo del templo, se encuentra una estatua de la diosa.



Búsqueda personalizada

Inicio