Puente Romano. La ciudad de Córdoba

Puente Romano
Puente Romano de Córdoba

El Puente Romano de Córdoba sobre el río Guadalquivir es casi tan antiguo como la ciudad. Fue construido a principios del siglo I cuando Córdoba estaba dominada por los romanos. Formó parte de la Vía Augusta que iba de Roma a Cádiz y por él pasaron todas las civilizaciones que habitaron la ciudad.

El Puente Romano cuenta con dieciséis arcos repartidos a lo largo de sus 331 metros. Une Córdoba con el barrio del Campo de la Verdad que fue un importante un arrabal romano. En el extremo sur del puente encontramos la Torre de la Calahorra construida en el siglo XIV. En el lado norte se halla La Puerta del Puente, un arco de triunfo dedicado a Felipe II y en la mitad de su pretil podemos ver la imagen del Arcángel San Rafael más antigua de la ciudad.

Fue el único puente de Córdoba hasta que a mediados del siglo XX se construyó el puente en honor a San Rafael. Desde la época del emirato el Puente Romano sufrió numerosas reformas. No transformaron la fisonomía general ni su esquema original pero se borraron los elementos romanos.

En el año 2008, tras meses de reformas, el Puente Romano se reinaugura. El paso de vehículos se prohíbe y se intenta que sea lo más parecido posible al puente inicial. El adoquinado original se sustituye por granito de color rosado que genera mucha polémica y la hornacina dedicada a San Ascisclo y Santa Victoria se restaura.



Búsqueda personalizada

Inicio