Oryx de Arabia
Oryx de Arabia, un animal muy resistente

Los oryx son los representantes más característicos de los desiertos y parajes áridos de Africa. De todos ellos, el Oryx de Arabia es el más amenazado y habita únicamente en la región más oriental de la península arábiga. De color casi blanco a excepción de las patas y el pecho, el Oryx de Arabia está perfectamente adaptado a la hostilidad del medio en el que vive. Es, al igual que sus congéneres, un animal extraordinariamente resistente, pudiendo recorrer grandes distancias ayudado por unas potentes patas y una gran capacidad pulmonar que lo convierten en un animal infatigable.

Viven en grupos no muy numerosos que recorren el desierto en busca de las plantas que constituyen la base de su alimentación y de las que extraen gran parte del agua que necesitan para vivir. Durante la época de celo muestran un extraordinario sentido territorial y se tornan muy violentos y agresivos con el resto de los machos que se aventuran en la parcela de terreno que previamente han ocupado, librando, en ocasiones, feroces luchas por la posesión del territorio. Nueve meses después de las cópulas viene al mundo una sola cría que se incorpora casi inmediatamente a la disciplina de la manada.

Antiguamente extendido por toda la península de Arabia, hoy sólo sobreviven unos pocos rebaños. Los oryx viven en los desiertos de Arabia suboriental. Pueden aumentar la temperatura de su cuerpo a voluntad para evitar la sudoración. Ya tienen pequeños cuernos cuando nacen.



Búsqueda personalizada

Inicio