La Vicuña de los Andes. Cazadores o cazados


La Vicuña de los Andes
La Vicuña, animal en peligro de extinción

En los altiplanos andinos viven cuatro especies de camélidos de los cuales la vicuña es la más pequeña de sus representantes y la única, junto con el guanaco, que permanece en estado salvaje. Vive a grandes altitudes, siempre por encima de los tres mil quinientos metros, en las regiones que se conocen con el nombre de Puna.

Las vicuñas viven, como otros muchos ungulados sociales, en rebaños separados por sexos, por un lado los machos y por otro las hembras y las crías dirigidas por un macho dominante. Lo normal es que los rebaños de machos solteros sean más numerosos. Durante la época de celo el puesto de macho dominante es muy codiciado y entonces surgen las disputas entre ellos. Estas consisten en una sucesión de golpes, coces y mordiscos hasta acabar con la huida de uno de los dos contendientes.

Los partos de las vicuñas están compuestos por un solo recental que es capaz de incorporarse y desplazarse con soltura a las pocas horas de nacer. Llegados a los diez u once meses de edad, los machos son expulsados del rebaño y forman nuevos grupos de machos solteros.

La vicuña es una especie en franco peligro de extinción, debido a la caza sistemática y a un elevado índice de mortalidad infantil e incluso prenatal, lo que impide que las poblaciones se regeneren. Es el único ungulado que tiene incisivos de crecimiento continuo. Su lana, extremadamente suave, es la más cotizada del mundo y ha sido una de las causas de la desaparición de la mayor parte de sus poblaciones.



Fotos de animales salvajes



Google
Búsqueda personalizada