Plaza de Bielsa, en la Comarca de Sobrarbe
Bielsa, junto al río Cinca

Bielsa es uno de los muchos pueblos con encanto de la comarca del Sobrarbe, en Huesca. Parte de su término municipal pertenece al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La población se encuentra ubicada en un valle de origen glaciar, el de Bielsa, donde confluyen los ríos Cinca y Barrosa.

La población de Bielsa, declarada Paraje Pintoresco en 1976, mantiene la arquitectura características de los pueblos pirenaicos de Aragón: casas de piedra con empinados tejados de pizarra. Dos de los lugares más fotogénicos son la iglesia parroquial de tres naves, del siglo XVI, y el Ayuntamiento, ubicado en un edificio renacentista del siglo XVI. En Bielsa todavía se oye hablar el belsetán, un dialecto del aragonés.

Desde Bielsa parten interesantes rutas que recorren, desde diferentes perspectivas, la totalidad del término municipal de Bielsa y sus alrededores. Entre otras, la que transcurre por el curso inferior de los ríos Cinca y Barrosa, la de la Cascada del Cinca, la de los Llanos de Lalarri, la de los Lagos de Meners o las que llevan al Valle de Pineta y al Cañón del Añisclo.

Para obtener fotos tradicionales, las festividades de Bielsa ofrecen muchas posibilidades. En febrero tiene lugar su carnaval, uno de los más antiguos de España. Por sus calles desfilan sus habitantes vestidos de trangas, con pieles de macho cabrio, cornamentas, esquilas y una larga vara; de madamas, doncellas que simbolizan la pureza, o de l'amontato, una vieja que lleva sobre su espalda un hombre y que representa la fortaleza de la mujer belsetana. Al final del Carnaval se quema el Cornelio Zorrilla, un muñeco de paja que permanece colgado en la fachada del Ayuntamiento durante los festejos.



Búsqueda personalizada

Inicio