Ecosistema semidesértico de los Monegros
La comarca de los Monegros

A medio camino entre las provincias de Zaragoza y Huesca se extiende la comarca aragonesa de los Monegros. Se trata de un gran desierto de piedras y arena con un clima seco y árido. Y todo ello a pesar de que la comarca está surcada por tres ríos, que en su recorrido conforman varias lagunas y algunas salinas, como las de la Playa y Sariñena. Aunque suene un tanto baldío y estepario, el paisaje de los Monegros resulta de lo más fotogénico, y su especial luminosidad resulta fantástica para conseguir excelentes instantáneas.

También son muy fotogénicos sus municipios, los cuales acumulan un original patrimonio rodeado por un paisaje casi lunar y único en Europa, formado por cerros, llanuras y barrancos.

Entre los 31 pueblos que conforman esta comarca, no hay que dejar de acercarse a Villanueva de Sigena, donde se encuentra el famoso monasterio de Sigena (siglo XII); a Sariñena, que cuenta con la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, o a Alcubierre, que posee una preciosa iglesia con torre mudéjar. Por toda la comarca se reparten castillos y fortificaciones de la Edad Media, como sucede en el caso de las poblaciones de Huerto, Albalatillo y Castejón de Monegros.

No todo en la comarca de los Monegros es desierto. Además de las zonas de agua también hay varias sierras con bosques, principalmente de sabinas. Ello representa una curiosa y atractiva mezcla de tonalidades ocres y verdes. En el ecosistema de los Monegros podremos conseguir instantáneas de numerosas aves, como búhos, águilas reales o avutardas.



Búsqueda personalizada

Inicio