Ibones de Anayet. Pirineo Aragonés

Lago o ibón de Anayet
Los ibones de Anayet

Muchos son los ibones que nos encontraremos durante nuestro periplo por el Pirineo de Huesca. Se trata de lagos de origen glaciar, muchos de los cuales pasan gran parte del año helados. Su belleza es innegable, y como muestra ejemplar están los ibones de Anayet. Pertenecen al término municipal de Sallent de Gállego, y están situados a los pies del pico Anayet, de 2.545 metros de altura, y del Midi D’Ossau, de 2.884 metros y ya en el lado francés.

Los de Anayet son dos lagos, el "ibón grande", ubicado a 2.227 metros de altitud y el primero que se ve según llegamos por el Corral de las Mulas, y el "ibón pequeño", emplazado un poco más al norte y con una altitud ligeramente inferior. Este último se encuentra en una zona más resguardada, siendo perfecto para acampar y para darse un chapuzón en los días calurosos de verano.

El agua de los ibones, que procede tanto de las precipitaciones estivales como de la nieve invernal, se precipita en un lugar conocido como La Rinconada, originando el río de la Canal Roya, un afluente del Aragón. Es un bucólico escenario de grandes praderas rodeadas de gigantescas cumbres, donde las vacas pastan a placer.

A los Ibones de Anayet se puede acceder desde el Corral de las Mulas, situado a poco más de tres kilómetros de Formigal, en la carretera a Francia. También se llega a los ibones desde la localidad de Candanchú, ascendiendo por la Canal Roya.



Búsqueda personalizada

Inicio