Monasterio de Piedra. Provincia de Zaragoza

El Lago Espejo, en el Monasterio de Piedra
El Monasterio de Piedra

En el término municipal de Nuévalos, en la Comunidad de Calatayud, y entre las sierras del Sistema Ibérico, se encuentra el Parque Natural del Monasterio de Piedra. Alrededor de un monasterio fundado en 1194 por monjes cistercienses se extiende este mágico paraje natural, en el que el agua, y más exactamente el río Piedra, es el auténtico protagonista. Rodeado por bosques de ribera, el río ha formado a su capricho el paisaje, dando lugar a cascadas, chorreras y estanques.

Recorrer andando el Parque Natural del Monasterio de Piedra, cámara en mano, es un auténtico placer para los sentidos. A lo largo de cinco kilómetros disfrutaremos de rincones tan fotogénicos como la cascada de la Cola del Caballo, con más de 50 metros de altura; la Cascada de los Fresnos, la Cascada Iris, el Lago Espejo, el Lago de Los Patos, la Peña del Diablo, el Baño de Diana, el Parque de Pradilla, la Gruta Iris o la Gruta del Artista.

El principal sonido que nos acompañará en nuestro paseo fotográfico será el del agua, al que acompaña el del canto de los pájaros. En las aguas del río Piedra no será difícil captar ejemplares de trucha común y de cangrejo ibérico, y si levantamos la vista al cielo divisaremos diferentes rapaces, como buitres, águilas o alimoches.

Para completar la visita al parque, no hay que dejar de visitar el Monasterio de Piedra. En él podremos fotografiar su Claustro Cisterciense del siglo XII, la Sala Capitular, la Abadía, la Cocina Monacal o el Refectorio. Pero, sobre todo, tanto en el parque como en el monasterio, disfrutaremos de una gran paz.



Búsqueda personalizada

Inicio