Valle de Aisa. Pirineo Aragonés

Plana de Igüer, cabecera del Valle de Aisa
El Valle de Aisa, en los Pirineos Occidentales

En la comarca de Jacetania, al noroeste de la provincia de Huesca, hay un impresionante valle bañado por el río Estarrún. Es el Valle de Aisa, un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza en estado puro, de pintorescos pueblos y de grandes momentos fotográficos. Para dar más espectacularidad a nuestras imágenes, al norte del valle se elevan grandes cumbres rocosas, como el Pico Aspe, que cuenta con 2.640 metros de altura.

Rodeada de hayedos, pinares y quejigales encontraremos la localidad de Aisa. A ella pertenecen otras poblaciones, como Candanchú, Esposa y Sinués. Posee el tradicional casco urbano pirenaico: casas de piedra con balcones de forja y madera, empinados tejados de pizarra y grandes chimeneas. Es otro de esos privilegiados pueblos de cuento del Pirineo con unas vistas panorámicas de infarto. En Aisa hallaremos curiosidades como el dolmen más antiguo del Pirineo y un antiguo lavadero, además de los ilustres restos de la ermita donde Alfonso I el Batallador fue instruido.

En el Valle de Aisa siempre encontraremos aficionados a la montaña, y en época invernal son asiduos los adictos a los deportes de invierno, que visitan la estación de Candanchú. Desde el valle también se pueden realizar rutas de senderismo, algunas de las cuales nos acercan a lugares poco habituales y frecuentados. Es el caso de la GR15 Senda Prepirenaica, que recorre toda la comarca hasta el límite occidental con Navarra. Por el camino obtendremos algunas de las mejores fotos de la naturaleza y los pueblos del Pirineo de Huesca.

Otra preciosa y fotogénica excursión es la que recorre de forma circular el Valle de Aisa. Pasaremos junto a las cascadas del barranco de Igüer, por el manantial de Rigüelo y las praderas de los Llanos de Napazal, y siempre iremos acompañados por las impresionantes vistas de los singulares Mallos de Lecherín.



Búsqueda personalizada

Inicio