Valle de Chistau. Pirineo Aragonés

Saravillo, entrada al Valle de Chistau
De excursión por el Valle de Chistau

Uno de los valles más escondidos del Pirineo aragonés es el de Chistau. Su recóndita ubicación le ha ayudado a preservar su maravillosa naturaleza y las tradiciones de sus pueblos. En este bello marco natural, que tiene una parte protegida dentro del Parque Natural Posets-Maladeta, nos encontraremos con las peculiares localidades del valle: Plan, San Juan de Plan, Gistaín, Saravillo, Serveto, Sin, Salinas y Badaín, además de los pueblos de la Comuna, que son los de Sin, Serveto y Señes.

Los pueblos del Valle de Chistau no tuvieron acceso por carretera hasta mediados del siglo XX. Esto ha permitido que su riqueza cultural haya llegado indemne a nuestros días. Gracias a ello podemos disfrutar de la característica arquitectura pirenaica de montaña, de casas de piedra con tejados de pizarra en estrechas calles; de los dances tradicionales, como la "falleta" de San Juan, o del chistabino o chistabín, la lengua materna de los habitantes del valle.

El Valle de Chistau, o Bal de Chistau, está surcado por el río Cinqueta, un afluente del río Cinca, y rodeado de cumbres de más de 3.000 metros, como Bachimala, Punta Suelza, Cotiella o Posets. En el llano el paisaje está compuesto por praderas, bosques y riscos.

Rodeado por la sierra de Chía, el macizo de Bachimala y la sierra Marqués, el Valle de Chistau, también llamado Valle de Gistaín, ofrece buenas excursiones de montaña. Por una pista accesible en coche que sale desde San Juan de Plan llegaremos al refugio de Viadós. Desde allí se puede acceder a pie al lago de Ordizeto o Urdiceto y a los Ibones de Lenés y Millas; vadear el río Cinqueta o alcanzar cimas superiores a los 3.000 metros, como el pico Bachimala (3.177 metros) o el Posets (3.369 metros).



Búsqueda personalizada

Inicio