Benarés
La ciudad sagrada de Benarés

Benarés se halla al este de Delhi, a más de setecientos kilómetros de la capital. Es una ciudad triplemente sagrada ya que el hinduismo, el jainismo y el budismo la consideran así. Se dice que es una de las ciudades más antiguas del mundo. Según la ciencia arqueológica, Benarés data de hace más de tres mil años.

En Benarés no hay apenas lugares turísticos que recorrer, aunque es de obligada visita si se quiere conocer algo la India. Un par de sitios de interés son el templo dorado dedicado a Shiva y la mezquita de Benarés que se encuentra en lo que fuera antaño un templo hinduista.

El punto neurálgico de Benarés es el Ganges, el río sagrado del hinduismo. A él se acercan los hindúes a purificarse en sus contaminadas aguas, ya que sus aguas sagradas absuelven de los pecados. El barrio que está junto al río es el llamado Chow. Es una zona de calles estrechas, plagadas de gente y de famélicas vacas sagradas, por donde resulta muy difícil circular.

Si el viajero sortea con suerte todos los obstáculos y logra orientarse por la ciudad, llega a los Ghats, que son unas escaleras que se hallan distribuidas por toda la ribera del Ganges a su paso por Benarés. Estas escalinatas se construyeron en el siglo XVIII. En dos de ellas se hallan los dos principales crematorios de la ciudad. Es tradición hindú quemar a los difuntos en plataformas de madera sobre el río Ganges.

Ya sea como peregrinación o para morir, son muchos los hindúes que arriban a Benarés. Según el hinduismo, morir en Benarés garantiza que la persona no volverá a reencarnarse. Debido a ello, la ciudad tiene muchos hospicios y casas de acogida cuyo único fin es acoger a moribundos.



Búsqueda personalizada

Inicio