Cueva de Covadonga
La Cueva de Covadonga y el Parque del Príncipe

En el Real Sitio de Covadonga se encuentran dos de los lugares más bellos y espirituales de Asturias. En primer lugar, la Cueva de Covadonga, que aparece en la foto. Esta gruta-santuario excavada en la piedra alberga la imagen de la Santina, la Virgen de Covadonga, patrona del Principado de Asturias. La pequeña pero hermosa talla data del siglo XII, ya que la anterior se perdió en un incendio.

En la capilla situada en la misma cueva se halla la tumba del rey Don Pelayo, a quien, según la tradición, la Santina ayudó en su lucha contra los musulmanes. Tanto la cueva como sus alrededores son de gran belleza, con abundante vegetación, un cantarín río y una gran cascada que surge de la roca bajo el santuario.

Entre los múltiples jardines que rodean la Cueva de Covadonga, destacar el llamado Parque del Príncipe. Se encuentran justo por debajo de las dos grandes estatuas de leones que custodian el santuario, a ambos lados de la carretera de acceso. Un sendero rodeado de árboles y frondosos arbustos recorre este parque, que cuenta con varios puentes de madera para sortear el río.

En el parque se pueden ver diversas construcciones de gran valor histórico-artístico. Entre otras, las antiguas escuelas y el antiguo Mesón de Peregrinos, del año 1763. El Parque del Príncipe no es un lugar tan transitado como la Cueva o la Basílica de Covadonga, lo que dota a este paraje de un encanto muy especial y relajante.



Búsqueda personalizada

Inicio