Palacio de Revillagigedo, Gijón
El Casco Antiguo de Gijón

Gijón posee un precioso casco histórico repartido por el barrio de Cimadevilla, originalmente de pescadores, y el cerro de Santa Catalina. En este último se encuentra una de las obras más emblemáticas del escultor vasco Eduardo Chillida, el "Elogio del Horizonte", desde donde se disfruta de una maravillosa vista de la costa cantábrica.

Cimadevilla, o Cimavilla en asturiano, está situado en la parta más alta de Gijón, entre la playa de San Lorenzo y el puerto deportivo. Acoge tesoros desde la época romana, como es el caso del Museo de las Termas Romanas. En él se encuentran los restos de los baños públicos del siglo I y II.

También hay otros monumentos que hablan del pasado histórico de la ciudad, como el Palacio Valdés, la casa natal del ilustrado Melchor Gaspar de Jovellanos, el Hospital de Peregrinos, donde se alojaban los caminantes durante el trayecto a Santiago de Compostela, o el Palacio de Revillagigedo, que aparece en la imagen.

El casco histórico de Gijón es también el lugar ideal para disfrutar del Gijón más bullicioso. Es el caso de la Plaza de Lavaderu, llena de sidrerías y tabernas que cuando llega el buen tiempo ponen sus animadas terrazas en la calle. Por la noche, Cimadevilla también es punto de reunión, ya que los bares acogen hasta la madrugada a gijonenses y turistas que quieran alargar el día.



Búsqueda personalizada

Inicio