Ayuntamiento de Cabezón
Cabezón de la Sal, un pueblo con encanto

Cabezón de la Sal es un pueblo de la zona interior de Cantabria. No tiene mar, ni falta que le hace, aunque la costa se encuentra a pocos kilómetros. Su original nombre proviene de una actividad que se desarrolló en el municipio durante siglos, la extracción de sal. Actualmente, Cabezón, con más de 8.000 habitantes, posee una importante industria textil y de muebles. Dado los magníficos prados que rodean la población, Cabezón de la Sal también cuenta con una magnífica ganadería, y es sede de una las ferias ganaderas más importantes a nivel nacional.

En cuanto al municipio, aunque ha crecido mucho en las últimas décadas y cuenta con zonas muy modernas, sigue conservando un interesante y atractivo patrimonio monumental, tanto en la localidad como en sus pedanías.

Resultan de interés la casa-palacio de Carrejo, que hoy en día alberga el Museo de la Naturaleza de Cantabria; el palacio de Bodega, del siglo XVIII; el palacio-torre de los Monasterios, ubicado en Casar de Periedo; la iglesia de Santa Eulalia, de Bustablado, o el yacimiento prehistórico de Cabrojo. En los alrededores no hay que dejar de visitar el precioso Bosque de Sequoias del Monte Cabezón.

Como población destacada que es, en Cabezón de la Sal se celebra cada año el "Día de Cantabria". Tiene lugar en el mes de agosto, y en esta fiesta se exaltan las costumbres autóctonas y las manifestaciones folclóricas cántabras.



Búsqueda personalizada

Inicio