Villa de Potes
Potes, la entrada a los Picos de Europa

En plena comarca de Liébana, y con el espléndido telón de fondo de los Picos de Europa, encontramos la localidad de Potes. El municipio está constituido por la villa de Potes y su barrio de Rases. La parte más antigua, la de la villa, mantiene un gran encanto popular, y acoge algunos caserones con blasones. Estos proporcionan una idea del pasado de este pueblo cántabro, cuando en sus calles tenían lugar las luchas medievales entre las casas de los Mendoza y los Manrique.

Potes es conocida como la villa de los puentes y de las torres. Entre estas últimas fortificaciones destacan la del Infantado, que actualmente alberga el Ayuntamiento, y la de Orejón de la Lama, ambas del siglo XV. No hay que dejar de visitar también la iglesia gótica de San Vicente.

Pero Potes, además de su arte y su magnífica naturaleza, goza de una merecida fama gastronómica. El cocido lebaniego se prepara aquí como en ningún sitio. También las carnes de la zona son excelentes, gracias a los buenos ejemplares de ganado y a los inacabables pastizales donde se alimentan. Las carnes de caza, las truchas y salmones del río Deva o los deliciosos quesos artesanos de la zona son otras de las exquisiteces de la villa de Potes.



Búsqueda personalizada

Inicio