Vista de Santoña
Santoña, en la comarca de Trasmiera

Si se pronuncia el nombre de Santoña enseguida nos viene a la mente, y al paladar, sus populares anchoas y su exquisito bonito. Y es que la historia de esta localidad cántabra está muy relacionada con el mar. Con un fantástico paisaje marcado por la Reserva Natural de las Marismas, Santoña es hoy en día el primer puerto conservero del Cantábrico, además de ostentar el récord mundial de pesca.

Se divide Santoña en dos zonas bien diferenciadas, el casco urbano, situado sobre una llanura, y una zona montañosa donde se encuentra la ladera del Brusco y el Buciero. Su historia siempre ha estado muy ligada con el Monasterio de Santa María del Puerto, del siglo XIII, ya que en torno a él se originó la primitiva población de Santoña.

Como pueblo costero que es, en el municipio todavía se pueden visitar algunas fortificaciones bien conservadas, como los fuertes de San Martín, San Carlos y Mazo o Napoleón. Y, a falta de uno, dispone de dos faros, el del Caballo y el del Pescador.

"Encantada de la vida", ese es el eslogan turístico que exhibe actualmente esta antigua villa marinera que posee un magnífico entorno natural, estupendas playas y unas fiestas y tradiciones que animan Santoña durante todo el año.



Búsqueda personalizada

Inicio