Aguilar de Campoo. Fotografiando Palencia

Puente sobre el Pisuerga
Aguilar de Campoo, con olor a galletas

No es broma, en el palentino pueblo de Aguilar de Campoo huele a galletas. Las que se elaboran en sus fábricas y se venden en las tiendas especializadas. Entrar en ellas es un auténtico placer. Atravesado por el río Pisuerga, el municipio es la puerta de acceso a la Montaña Palentina. Se halla a los pies de la llamada Peña Aguilón, donde se hallan las ruinas de un castillo del siglo XII. Este es el lugar perfecto para fotografiar el paisaje y la localidad.

Tanto en Aguilar como en sus alrededores disfrutaremos de la mayor concentración de monumentos románicos que existe. El castillo, la muralla, el Barrio Judío, la Sinagoga o las fotogénicas puertas de Reinosa, del Paseo Real, de la Tobalina o de la Cascajera, entre otras, dan fe de ello. Partiendo de su bonita plaza con soportales, descubriremos otros interesantes lugares, como la colegiata de San Miguel, el monasterio de Santa María la Real o la ermita de Santa Cecilia.

Además del título de villa, otorgado por Alfonso X, y el de ser "el pueblo de las galletas", Aguilar puede presumir de río, el castellano Pisuerga. Su paso por la localidad se sortea con varios bellos puentes, como el que aparece en la imagen.



Búsqueda personalizada

Inicio