Alba de Tormes a vista de pájaro
La histórica localidad de Alba de Tormes

A sólo 19 kilómetros de la ciudad de Salamanca, y a través de un gran puente sobre el río Tormes, se accede a la villa de Alba de Tormes. Lo primero que apreciaremos en sus calles es que rezuman historia. Y es que Alba de Tormes está estrechamente ligada al ducado de Alba, del que recibe parte de su nombre y, a Santa Teresa de Jesús. Aquí pasó sus últimos días la santa. En esta localidad falleció y está enterrado su cuerpo incorrupto, o al menos parte de él.

Alba de Tormes es uno de esos pueblos cien por cien castellanos, grande, monumental y rodado de páramos y tierras de cultivo. Hay algunas zonas de ribera junto al Tormes, donde se podrán conseguir las mejores fotos de naturaleza.

Pero es en el interior de la villa donde encontraremos el mejor material fotográfico: el Castillo de los Duques de Alba, la Ermita de la Virgen de Otero, la Iglesia de Franciscanas Terciarias o Madres Isabeles, la Iglesia de San Pedro, la Iglesia de San Juan de la Cruz, el Torreón (resto de la antigua muralla), el Monasterio de San Leonardo o el puente sobre el río Tormes.

Mención a parte merece el sobrio convento de la Anunciación, que fue fundado por la propia Santa Teresa y que alberga sus restos mortales y algunos de sus relicarios, como su corazón y uno de sus brazos. También se conserva todavía la lúgubre celda donde vivió la religiosa. Por ultimo, hablar de la Basílica de Santa Teresa, que se comenzó a construir en 1898 y quedó inacabada por falta de fondos. Actualmente sigue en obras.



Búsqueda personalizada

Inicio