Palacio Episcopal, obra de Gaudí
Astorga, la capital de la Maragatería

Astorga es lugar de parada obligada en León. No sólo porque es el cruce de caminos donde convergen el Camino de Santiago o la Vía de la Plata. También porque descubriremos que es una encantadora localidad donde uno deseará perderse. El tiempo parece haberse detenido en sus calles, plazas y típicos callejones, que nos sorprenden con rincones fantásticos.

Y es que Astorga posee hasta siete lugares que han sido declarados Bien de Interés Cultural, como la propia villa, la Catedral de Santa María, la Ergástula Romana o el Ayuntamiento. En la fachada de este último llaman la atención su original reloj y una de las campanas. Junto a ella hay dos muñecos vestidos de maragatos, llamados Juan Zancuda y Colasa, que marcan las horas golpeándola con un mazo.

Y es que Astorga es la capital de la Maragatería, una comarca con una peculiar cultura y curiosas costumbres, que nos proporcionarán un sinfín de buenas instantáneas.

Por si todo lo expuesto no fuera suficiente, en la localidad de Astorga se volvieron a cruzar los caminos de Antonio Gaudí y León. El resultado fue el fantástico Palacio Episcopal, que parece haber salido de las páginas de un cuento, como queda bien patente en la imagen.



Búsqueda personalizada

Inicio