Santa María del Azogue
Benavente, una villa tradicional y moderna

Benavente es una de esas ciudades que ha sabido conjugar su herencia histórica con un armónico desarrollo urbano. Tradición y modernidad combinan a la perfección, facilitando un fotogénico escenario. Recorrer sus calles es una actividad de lo más gratificante, descubriendo encantadores rincones y edificios de las más variadas épocas.

Para fotografiar monumentos históricos, debemos comenzar por la Torre del Caracol. Es un castillo del siglo XVI que actualmente alberga el Parador Nacional de Turismo Fernando II. Otros objetivos imprescindibles son la iglesia de Santa María de Azogue, en la imagen, que cuenta con excepcionales detalles como sus puertas, las esculturas góticas policromadas y sus numerosos pilares; la iglesia de San Juan del Mercado y el hospital de la Piedad, un antiguo albergue de peregrinos.

Pero también hay un Benavente más verde, que invita a disfrutar de la naturaleza. Se encuentra en las vegas que rodean la villa, que pueden contemplarse y fotografiarse desde miradores como el de la Sinoga y el del Río. Dentro de la ciudad, sus parques son una invitación a la relajación, y un buen objetivo para nuestra cámara. Entre otros, los jardines de La Mota, los jardines de la Rosaleda o el Parque de la Pradera.



Búsqueda personalizada

Inicio