Ciudad de Segovia. Segovia y provincia

Casco histórico de Segovia
Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad

En el año 1884 el famoso acueducto segoviano fue declarado Monumento Histórico Artístico. Era sólo el principio. A este símbolo romano le fueron siguiendo otros edificios legendarios. Era inevitable. La Torre de San Esteban, el Monasterio del Parral, la Iglesia de la Vera Cruz y el Alcázar fueron el detonante para que en 1985 la UNESCO declarara Segovia como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Pero Segovia es mucho más que su casco antiguo. Altamente recomendable, sobre todo para los aficionados a la fotografía, es recorrer la carretera que lo rodea. Pasa por las huertas de los ríos Clamores y Ledesma y por las grandes arboledas y parques que rodean la antigua muralla. También recorre El Monasterio del Parral, el Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla, el Jardín del Romeral de San Marcos o La Casa de la Moneda. Pero, además, lleva hasta las vistas más espectaculares del casco histórico y de toda la ciudad, que se pueden contemplar y fotografiar desde el cementerio judío, la iglesia templaria de la Vera Cruz o desde la muy cercana localidad de Zamarramala.

La cultura y el arte están muy presentes por toda la ciudad de Segovia. Los ilustres patios y fachadas de los palacios y edificios nobles se convierten todos los años en improvisados escenarios de festivales de música, danza o teatro. Pero las plazas y calles de la villa también acogen todo tipo de actos. Es el caso del popular y vistoso festival de de títeres y marionetas Titirimundi, o de los conciertos de toda clase de grupos y corales que suelen actuar en algunos de los rincones más atractivos de la siempre fotogénica Segovia.



Búsqueda personalizada

Inicio