Mombeltrán a Candeleda. Ávila y su provincia

Candeleda en fiestas
De Mombeltrán a Candeleda

En la zona del Bajo Tiétar se encuentran dos de los pueblos más bonitos de Ávila: Mombeltrán y Candelada. Sólo 30 kilómetros los separan por la carretera N-502. Su peculiar clima ha favorecido un paisaje muy diferente al del resto de la provincia. Olivos, cerezos, viñedos, higueras, limoneros, grandes huertos y fresnedas conforman parajes de excepcional belleza a lo largo de todo el año.

Mombeltrán se encuentra en el centro del denominado Barranco de las Cinco Villas. Se trata de un marco natural excepcional, situado en la vertiente sur de la Sierra de Gredos. No es extraño que el escritor Miguel de Unamuno lo describiese como "el paradisíaco Valle del Barranco".

El pueblo no desmerece en absoluto a su entorno. Está repleto de encantadoras callejas, plazas, plazuelas, fuentes y pilones. Sus monumentos más destacados son el fantástico castillo del siglo XV, la iglesia de san Juan Bautista, del XIV, y el Hospital de San Andrés, del siglo XVI.

Por su parte, Candelada, que aparece en la imagen, es una villa de origen medieval. Por su situación geográfica y clima, está lejos de parecer un pueblo abulense. Mantiene más similitudes con las provincias con las que limita, Cáceres y Toledo. En sus calles la historia sale a nuestro encuentro con edificios como la iglesia gótica de Nuestra Señora de la Asunción, el puente medieval del Puerto, el Puente Romano, la antiquísima ermita de San Blas o el asentamiento arqueológico de El Raso, una pedanía de Candelada.



Búsqueda personalizada

Inicio