Morcilla de Burgos. Por tierras de Burgos

Morcilla y queso de Burgos
La morcilla de Burgos

Uno de los productos más representativos de Burgos es su excelente morcilla. Este embutido de cerdo que podemos encontrar por casi toda España, posee un ingrediente particular en la provincia. Además de la habitual cebolla, sangre, manteca de cerdo, sal, pimienta o pimentón, incluye arroz. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando comenzó a llegar en grandes cantidades el arroz a Castilla procedente de Valencia.

La morcilla de Burgos es uno de los productos derivados de la matanza del cerdo, que tiene lugar a primeros de año. Para su elaboración se utiliza la sangre obtenida, que se mezcla con cebolla Horcal, manteca, arroz, sal y pimienta. Después se entripa dentro del intestino del cerdo, que previamente ha sido limpiado.

Tras cerrarse con una cuerda se introduce en una caldera de cobre, donde cuece en agua. Para que no se reviente durante la cocción, existe la costumbre de introducir una moneda de cobre en el agua.

En la provincia se pueden encontrar distintas variedades de morcilla de Burgos, como la que se elabora en Aranda de Duero, la de Sotopalacios, la de Arlanzón, la de Briviesca, la de Cardeñadijo, la de Covarrubias (con un ligero toque anisado), la de Miranda de Ebro, la de Isar o la de Villarcayo.



Búsqueda personalizada

Inicio