Pueblos rojos. Segovia y provincia

Localidad de Madriguera
Los pueblos rojos segovianos

Muy cerca de la localidad de Riaza, en la Sierra de Ayllón, se encuentran una serie de pequeños pueblos llenos de encanto. Son los denominados pueblos rojos. Su nombre procede del material que utilizaron en su construcción, la abundante arcilla roja de la zona, rica en compuestos férricos.

Aunque algunos de ellos habían sido abandonados, hoy en día muchas de sus casas han sido restauradas siguiendo el procedimiento de antaño.

Además del peculiar rojo que ofrecen sus fachadas, como se aprecia en la imagen, también emplean piedra caliza, adobe, teja castellana y madera. Algunas de las viviendas también tienen sus paredes decoradas con el clásico serigrafiado segoviano.

El pueblo rojo de la imagen es el de Madriguera, el que mejor se encuentra conservado. Posee una bonita, aunque nada espectacular, iglesia, la de San Pedro Apóstol. En su interior conserva una interesante cruz procesional del siglo XVII, además de una custodia de sol que realizó el platero Alonso de Lizcano en el siglo XVI.

Entre los pueblos segovianos considerados como rojos, además de Madriguera, se encuentran las pintorescas localidades de Alquite o Villacorta . En algunos casos, sus calles no están asfaltadas, ni falta que hace. Los que acuden a estos parajes buscan la tranquilidad del turismo rural, una buena oferta gastronómica, poder disfrutar de la naturaleza y, algunos, practicar su afición a la fotografía.

Una recomendación: las mejores fotos son las que se realizan al atardecer, cuando la puesta de sol proporciona unas tonalidades muy especiales en los pueblos rojos.



Búsqueda personalizada

Inicio