Colegiata de Santa María de Toro
La ilustre localidad de Toro

Cuando se oye hablar de la localidad zamorana de Toro, enseguida nos vienen sus vinos a la cabeza. Pero Toro es mucho más que caldos y bodegas. Y es que la villa está considerada declarada Conjunto Histórico Artístico. Su curiosa estructura urbana, en forma de abanico, tiene su centro neurálgico en la colegiata de Santa María la Mayor, del siglo XII, que podemos ver en la imagen. Es una buena muestra de otros excepcionales monumentos que esperan ser fotografiados.

Quedaremos sorprendidos con los restos de la muralla del año 910; las puertas de Corredera y Santa Catalina, de los siglos XVII y XVIII; los palacios de las Leyes, de los condes de Requena, de los marqueses de Alcañices o el de los marqueses de Castrillo; el Ayuntamiento, iglesias como las de San Lorenzo el Real, San Salvador de los Caballeros o San Sebastián, y los monasterios de Sancti Spiritus, Santa Clara y Santa Sofía.

Además del recorrido monumental, Toro cuenta con un interesante legado de tradiciones y fiestas. Se pueden obtener estupendas fotos de eventos como los Carnavales, la Semana Santa y la Fiesta de la Vendimia, declaradas Fiesta de Interés Turístico Regional; la Romería del Cristo de las Batallas, que tiene lugar cincuenta días después del Domingo de Resurrección, o la Fiesta de la Virgen del Canto, patrona de Toro, que se celebra el 8 de septiembre.



Búsqueda personalizada

Inicio