Mónica Bellucci. Actrices de cine famosas

Mónica Bellucci
Mónica Bellucci, la nueva imagen de la sensualidad y la belleza italiana

Monica Bellucci nació el 30 de septiembre de 1968 en Citta di Castello (Umbría, Italia). Empezó a estudiar la carrera de Derecho, pero apenas transcurrido un año, dejó los estudios para marcharse a Milán, la ciudad de la moda italiana y europea, para trabajar como modelo en una de las agencias más prestigiosas: Elite.

Su belleza empezó pronto a despuntar en los principales desfiles de moda, y en menos de un año se convirtió en una de las modelos más cotizadas en las pasarelas de Milán, París y Nueva York. Pero su deseo era convertirse en actriz. Tras debutar en el cine italiano en 1990 con "Vita coi figli", Monica consiguió un pequeño papel de vampiresa en ‘Drácula’ (1992, de Bram Stroker), junto a Keanu Reeves, Winona Ryder y Gary Oldman.

Después de tener un papel en "Ostinato destino", la llamaron para "Los héroes" en 1994, y "Palla di nerve" en 1995. Sin embargo, su consagración definitiva en el cine francés fue gracias a su papel de Lisa en "El apartamento", que le valió un César (premio francés equivalente al Óscar) en la categoría de Actriz joven más prometedora en 1997.

La película que le proporcionó fama a nivel mundial fue "Malena" (2000, de Giuseppe Tornatore). Con posterioridad pudo ser vista en "El pacto de los lobos", "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra", "Irreversible", "The Matrix Realoaded", "The Matrix Revolutions", o "La pasión de Cristo", película de Mel Gibson en la que la actriz italiana representaba a María Magdalena.

Monica Bellucci es consciente de su impresionante físico y sabe que su profesión anterior de modelo le ha ayudado a conseguir lo que más quería: ser actriz. Es inevitable que el nombre de Monica Bellucci se relacione con otras actrices como Sofia Loren, mujeres que transmiten su sensualidad a través de la pantalla y que simbolizan la feminidad de la esencia mediterránea.



Búsqueda personalizada

Inicio