Paul Newman
Foto de Paul Newman, el gran actor de ojos azules

Paul Leonard Newman nació en Ohio (Estados Unidos) en 1925 y falleció en Connecticut en septiembre de 2008. Sirvió en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial y al regresar se graduó en Ciencias Económicas. Poco después se unió a una compañía de teatro de Illinois, donde conoció a su primera esposa Jacky Witte, de la que se divorció en 1958. Paul Newman estudió interpretación en Yale y en Nueva York, y debutó en Broadway en 1953.

Su primer éxito en el cine fue interpretando al boxeador Rocky Graziano en "Marcado por el odio" en 1956, pero su gran año fue 1958 cuando rodó cuatro grandes películas: "La gata sobre el tejado de zinc" junto a Elizabeth Taylor, "El zurdo", "Un marido rico" y "El largo y cálido verano" junto a Joanne Woodward, que pronto se convirtió en su segunda esposa. Con ella Paul Newman estuvo casado hasta su muerte en 2008, y juntos formaron uno de los matrimonios más estables y envidiados de Hollywood.

Su consagración como una gran estrella llegó en 1966 con "Harper, detective privado" de Jack Smight, y siguió con films como "La leyenda del indomable" o "Dos hombres y un destino", donde trabajó por primera vez con Robert Redford, actor con el que coincidió en otras películas como "El golpe".

La década de los 70 no destacó en grandes trabajos para Paul Newman, pero regresó en los 80 con "Veredicto final", la autobiográfica "Harry e hijo", sobre las relaciones con su hijo mayor, y con el remake de El buscavidas "El color del dinero" junto a un joven Tom Cruise, y que le valió el Oscar al mejor actor.

Desde entonces los trabajos de Paul Newman se limitaron a colaboraciones de lujo, como "Esperando a Mr. Bridge" o "Al caer el sol". Su último trabajo fue en la película de animación "Cars", donde prestó su voz a Doc Hudson, y que nos recuerda una de las grandes pasiones del actor de los ojos azules, los coches de carreras. Otra faceta destacada del actor y director fue la solidaridad, puesto que creó una línea de aliños para ensaladas que se convirtió en una gran empresa, donando desde el principio todos los beneficios a caridad. Además creó una fundación para ayudar a las víctimas de la droga, en memoria de su hijo Scott.



Búsqueda personalizada

Inicio