Belfast, Irlanda del Norte. Ciudades británicas



Belfast, Irlanda del Norte

Belfast es la capital de Irlanda del Norte, sede del Parlamento, del Gobierno y de los principales organismos administrativos. Se extiende sobre una pequeña llanura al final de la bahía del mismo nombre, a orillas del río Lagan, en la coste septentrional de Irlanda y a 142 km al norte de Dublín. Además de contar con un gran puerto, alberga numerosas industrias y es sede universitaria.

Belfast es el principal centro industrial, portuario y aeronáutico de la región. Cuenta con grandes astilleros, importantes fábricas manufactureras de lino y yute, harinas, productos alimenticios, tejidos, calzado, tabaco, cables y maquinaria e industrias metalúrgicas, aeronáuticas y químicas.

El actual emplazamiento de Belfast estuvo poblado en tiempos prehistóricos, como lo prueban los numerosos hallazgos pertenecientes a las edades de Piedra y de Bronce (5000 a.C.). Su fundación se remonta a 1177, momento en el cual tuvo lugar la invasión normanda. En 1603 la ciudad fue cedida a sir Arthur Chichester, que pobló la región con colonos ingleses. Diez años después Belfast fue reconocida como entidad independiente por una real cédula del rey Jacobo I quien cedió a la ciudad, en 1613, el derecho a enviar diputados al Parlamento de Londres. A partir del año 1685, con la llegada de los hugonotes procedentes de Francia, comenzó su desarrollo industrial, que fue vertiginoso durante el siglo XIX.

En la década de 1970 tuvo lugar un recrudecimiento de las tensiones políticas y sociales entre católicos y protestantes, junto con la llegada de las tropas británicas que asumieron funciones policiales. Por motivos de seguridad el centro comercial del norte de Donegall Square está cerrado al tráfico privado. Algunas calles son peatonales, en otras sólo se permite el tráfico rodado de los transportes públicos (autobuses y taxis). Muchas áreas de aparcamiento cercanas a esta zona (control zone) permiten el estacionamiento de coches sin grandes molestias. A esta situación se ha unido un estancamiento económico que ha deteriorado severamente las condiciones de vida en Belfast.




Google
Búsqueda personalizada






FotoNostra: Fotografía y diseño gráfico digital