Estoril
Estoril y el exilio real en Portugal

La costa de Estoril, a veinticinco kilómetros de Lisboa, tiene más de cien años de tradición turística. Durante la Segunda Guerra Mundial fue lugar de exilio de muchas familias reales europeas, y ya de forma más permanente, de la familia real española. Sus excelentes playas, su cercanía a la capital y un conjunto de eventos deportivos envidiables hacen de esta costa uno de los lugares más conocidos de Portugal.

El propio pueblo de Estoril, que da nombre a toda esta parte de la costa, tiene una oferta excelente en entretenimiento, con hoteles, restaurantes, casinos, playas de arena fina, fiestas y numerosos campos de golf.

En Estoril hay competiciones deportivas de todo tipo. Destacan el torneo de tenis, incluiso en el ATP Tour, el Gran Premio de Motociclismo y las competiciones de hípica. Entre sus lugares de interés cultural para visitar destacan la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos y la Iglesia de Santa María.

El clima, suave durante todo el año, propicia que Estoril sea un centro de entretenimiento permanente. Su gastronomía es rica y variada, predominando productos del mar, destacando la lubina y el lenguado de Cascais. A lo largo de toda la costa existen numerosos edificios históricos de grandísimo interés cultural, que ningún turista debe dejar de visitar. Como alguna otra ciudad europea, Estoril también tiene una sirenita propia, como se aprecia en la foto.



Búsqueda personalizada

Inicio