Castro de Santa Tecla
El Castro Celta de Santa Tecla

En lo alto del monte de Santa Tecla, en el término municipal de A Guarda, se haya el Castro de Santa Tecla, Santa Trega en gallego. Se halla a 300 metros de altitud, y está rodeado por pendientes de entre un 25 y un 50 por ciento de desnivel. Está considerado Monumento Histórico Artístico Nacional y Bien de Interés Cultural.

Este castro prerromano data del siglo II antes de Cristo, y se mantuvo ocupado hasta el siglo I d. C. Por su situación, claramente estratégica, era defensivo. Pero también ocupaba una posición ideal para abastecerse, gracias a la pesca, el marisqueo y las tierras cultivables de la zona. Ocupa una extensión de 700 por 300 metros, y es uno de los más grandes del noroeste de España.

Antes de ser un castro, esta zona ya estaba poblada. Se puede apreciar por los petroglifos elaborados 2.000 años antes de la ocupación del castro, grabados en varias de las piedras del monte. Como se ve en la imagen, el estado del castro es bastante bueno, manteniendo algunas edificaciones de influencia romana, como las casas rectangulares y las murallas defensivas.

El recinto del Castro de Santa Tecla estaba totalmente amurallado, y se accedía a él a través de dos puertas. En general, en el castro predominan las construcciones circulares. Algunas de ellas están construidas con muros de piedra y cubiertas con madera y paja, con un pilar central. No contaban con ventanas, siendo el único acceso la puerta. Las viviendas se comunicaban a través de calles estrechas y enlosadas, y todavía se puede ver alguna plaza pequeña.



Búsqueda personalizada

Inicio