Hórreo junto al mar en Combarro
Combarro, hórreos al borde del mar

Combarro es Galicia en estado puro. Esta localidad, situada a tan sólo seis kilómetros de la ciudad de Pontevedra, es una de las más pintorescas y auténticas de las Rías Baixas. Resulta imprescindible captar la imagen de los hórreos junto al mar. Pero Combarro es mucho más que hórreos.

Además de esta tradicional construcción, su patrimonio incluye otras joyas de la arquitectura gallega, como las casas marineras y los cruceros. Y todo ello rodeado de increíbles vistas azules de la ría de Pontevedra y del verde de los montes costeros.

El casco antiguo de Combarro está declarado Bien de Interés Cultural. Lugares como la plaza de San Roque nos reservan imágenes como el edificio de la biblioteca, del siglo XVIII, o de dos de los típicos cruceros. Los cruceros o cruceiros de Combarro se reparten por las plazas y los cruces de sus calles. Poseen una peculiaridad en este pueblo, y es que la figura de la Virgen suele mirar al mar y la del Cristo hacia tierra.

En la calle A Rúa encontraremos buenos ejemplos de las tradicionales casas marineras, con estrechos soportales y balcones de piedra o madera. La mayor parte de los hórreos se hallan en la zona costera. Son casi una treintena de los más de 60 que veremos en Combarro. La mayoría se construyeron entre los siglos XVIII y XIX. No hay que dejar de visitar el antiguo puerto de pescadores de Al Peirao. A él se accede cruzando las calles de Tuy o por la playa de Padrón cuando la marea está baja.



Búsqueda personalizada

Inicio