Parador de Verín
Verín, tierra de aguas y vinos

Verín no tiene pérdida. Siguiendo el cauce del río Támega, en el sureste de la provincia de Ourense, enseguida contemplaremos la gran fortaleza medieval de Monterrei. Frente a ella, en un soberbio pazo gallego, se ubica el Parador de Verín. A los pies de este conjunto monumental, en un valle rodeado de viñedos, se extiende la villa de Verín.

El conjunto de la fortaleza de Monterrei incluye los restos de un castillo que sólo conserva la Torre del Homenaje, la iglesia gótica de Santa María de Gracia, el Palacio de los Condes de Monterrei y el antiguo hospital de peregrinos, que hoy en día funciona como albergue para aquellos que se dirigen a Santiago de Compostela.

Verín tiene frontera con Portugal, y en su valle hallaremos un montón de caminos por los que perdernos con la cámara. En ellos nos encontraremos varios manantiales, como los de Cabreiroa y Sousas. Las mejores panorámicas, indudablemente, las obtendremos desde la fortaleza y el parador.

Verín es el centro de la Comarca de Monterrei. En la localidad no debemos dejar de visitar, y fotografiar, sus plazas, la calle Mayor, la Casa del Escudo, la Casa do Concello, la Casa de los Acevedo, la Iglesia de Santa María La Mayor, el Convento de los Padres Mercedarios, los jardines de la Alameda o las bodegas de la D.O. Monterrei.

Una buena época para visitar Verín es durante sus famosos Carnavales. Declarados fiesta de Interés Turístico Nacional, cuentan con divertidas y originales tradiciones, como las guerras de harina o el peculiar Cigarrón. Este personaje lleva una máscara de madera tallada, cencerros en la cintura y látigos, con los que fustiga tanto a vecinos como a visitantes.



Búsqueda personalizada

Inicio