Torre de los Señores de Andrade
Vilalba, encrucijada del Camino de Santiago

Vilalba es una de las localidades lucenses atravesada por el Camino de Santiago. Este hecho hace que la población siempre esté muy animada, gracias a la continua presencia de peregrinos. Pero la localidad de Vilalba brilla con luz propia gracias a otros motivos, como su patrimonio monumental o su entorno natural.

Recorriendo la localidad, cámara en mano, lo primero que nos llama la atención es la torre octogonal del castillo de los Andrade, que aparece en la imagen. Hoy en día acoge un Parador de Turismo. Lleva en pie desde el siglo XV, y es el único vestigio que queda de una fortaleza construida en el siglo XIV.

El municipio vilalbés encierra un auténtico tesoro patrimonial de pazos, iglesias y castros, los cuales nos hablan del pasado histórico del pueblo. Entre los lugares más representativos de la villa se halla la iglesia parroquial de Santa María, situada en la plaza del mismo nombre. Respecto a los castros, uno de lo más famosos es el cercano de Viladonga, ubicado a 25 kilómetros de Lugo. De origen iberorromano, se halla entre los mejor conservados de Galicia.

La presencia del agua ha marcado el entorno de Vilalba. Abundan los parajes acuáticos, como la playa fluvial de la Magdalena, la Charca del Alligal o las orillas de los numerosos ríos que discurren por estas tierras. Otros lugares imprescindibles de la naturaleza vilalbesa son la Sierra del Xistral y el Monte Monseivane, que nos proporcionarán bonitas instantáneas.



Búsqueda personalizada

Inicio