Catedral de Chartres
Chartres y su Patrimonio de la Humanidad

El nombre de Chartres suele asociarse siempre con su famosa catedral, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1979. Excelentemente conservada, su exterior nos proporcionará fantásticas instantáneas, como la imagen que ofrece Fotonostra. Una vez dentro nos sentiremos transportados al siglo XIII, cuando la catedral fue finalizada.

Pero Chartres es mucho más que su catedral. Para obtener buenas panorámicas de la ciudad, el mejor emplazamiento es la orilla del río Eure. Posteriormente habrá que ir a la caza de vidrieras, y no sólo las de la catedral. Son también de gran valor las de las iglesias de Saint-Pierre y Saint-Aignan o las contemporáneas que se exponen en el Centro Internacional de la Vidriera.

La zona baja de la ciudad de Chartres, desde la ribera hasta la catedral, es la más pintoresca. Entre sus callejuelas localizaremos antiguos edificios, algunos incluso del siglo XII. También en esta parte de la villa se encuentran los viejos molinos y lavaderos que han sido reconstruidos. Otras visitas recomendables en Chartres son las del Museo de Ciencias Naturales y Prehistoria, el Museo Departamental, la Casa de Picassiette, la Casa de la Arqueología o el Granero de la Historia.



Búsqueda personalizada

Inicio