Ciudadela de Loches
La ciudad medieval de Loches

En la parte central del Valle del Loira surgió en la Edad Media la localidad fortificada de Loches. De pequeña aldea pasó a ser una floreciente ciudad medieval amurallada en torno a una iglesia y a un gran torreón que todavía se conserva. El resto de la actual villa desciende por una suave ladera hasta los pies del río Indre. Loches es un lugar ideal para perderse por sus calles, entre sus monumentos y por sus bellos alrededores.

Entre los magníficos edificios y sitios de interés fotográfico en Loches se encuentran la Puerta Real por la que se accede a la ciudadela, del siglo XII; la Torre del Homenaje del siglo XI, de 36 metros de altura; la Torre de Luis XI; la Colegiata de Saint-Ours, que combina los estilos estilo románico y gótico; el inmenso Palacio Real, del siglo XIII; la Puerta des Cordeliers, que posee dos puentes levadizos para atravesar el canal del Indre; la Casa Lansyer, el edificio de la Cancillería o la Cantera de Vignemont. De está última se extraían las piedras de toba con las que construían las viviendas desde la época medieval, muchas de las cuales siguen en pie.

Bajando por las calles del pueblo se llega hasta el río Indre, donde hay un precioso parque desde donde se pueden obtener unas impresionantes fotos panorámicas de la Ciudadela Real de Loches y del resto de esta bonita localidad francesa.



Búsqueda personalizada

Inicio