Jardines Aranjuez. Alrededores de Madrid

Jardines Aranjuez
Kiosco chino en los Jardines del Príncipe en Aranjuez

Impulsado por orden de Carlos IV, cuando éste todavía era Príncipe de Asturias, el Jardín del Príncipe no es únicamente un jardín, sino varios. Con sus 150 hectáreas de extensión, no solo es el más grande de Aranjuez, también es más extenso que el Retiro de Madrid. Rodeado por el río Tajo, el Jardín del Príncipe destaca por su rica flora, sus obras arquitectónicas y sus bellos templetes.

Finalizado en 1808, cuando Carlos IV ya era rey, el trazado del Jardín del Príncipe se diseñó siguiendo las modas inglesa y francesa de la época. No obstante, el trazado que se puede observar en la actualidad dista mucho de su distribución original, ya que el Jardín ha experimentado varias modificaciones a lo largo de su historia. Dentro del Jardín del Príncipe encontramos la Huerta de la Primavera, y un embarcadero en el río Tajo precedido por una glorieta con cinco pabellones.

Cercano a esta zona, se sitúa el Museo de las Falúas Reales donde se guardan las embarcaciones con las que la monarquía navegaba por el río. También famosos son los cenadores y templetes como el chinesco, construido por Villanueva, con columnas de mármol verde originario de Italia. En la zona denominada Islas Asiáticas y Américas se encuentra una exótica vegetación que ha creado con los años frondosos senderos.

Gestionado en la actualidad por Patrimonio Nacional, el acceso al Jardín del Príncipe es gratuito, pudiéndose visitar prácticamente la totalidad de su extensión.



Búsqueda personalizada

Inicio