Plaza Mayor. Madrid monumental

Plaza Mayor
Detalle de la Plaza Mayor, en pleno Madrid de los Austrias

Aunque los orígenes de la plaza Mayor de Madrid datan del siglo XV, el diseño actual se corresponde con las reformas emprendidas por Juan de Herrera a instancias de Felipe II. Rodeada de soportales, esta turística plaza mide 94 metros de ancho por 129 metros de largo, y tiene nueve puntos de acceso. Sus edificios más conocidos son la Casa de la Panadería y la Casa de la Carnicería. La estatua ecuestre de Felipe II adorna la plaza desde 1848, año en el que se trasladó desde su ubicación anterior, la Casa de Campo.

Es uno de los principales focos turísticos de la capital. Bajo sus soportales se encuentran muchas tiendas de souvenirs así como negocios dedicados a la hostelería, con algún que otro establecimiento centenario.

La plaza, debido a su gran explanada central, se ha utilizado a lo largo de los años para eventos muy variados. Fue mercado principal de la villa, y durante la época inquisitorial se celebraban autos de fe públicos. También fue emplazamiento de ejecuciones, realizándose estas frente a la Casa de la Panadería si el ajusticiamiento era con horca; las penas a cuchillo se cumplían frente a la Casa de la Carnicería, y las muertes con garrote vil se efectuaban en los aledaños del portal de pañeros. En la actualidad, numerosas ferias efímeras pueblan la plaza y siempre, a final de año, se instala el mercado navideño, una tradición que se remonta a mediados del siglo XIX.



Búsqueda personalizada

Inicio