Canberra
Canberra, capital de Australia

Canberra es una ciudad atípica de entre todas las grandes australianas, ya que no está establecida al borde del mar. Su construcción se produjo de forma artificial, esto es, para establecer una capital para la reciente confederación que se produjo en 1901. Como tal, Canberra no comenzó a funcionar hasta 1913, tras su puesta en pie por el arquitecto norteamericano Walter Griffin. Además, en contra de otras ciudades australianas que deben su nombre a la herencia europea, el nombre de Canberra viene del autóctono ngunawal, un idioma aborigen.

Canberra no es una ciudad donde uno pueda divertirse en grandes eventos, ni disfrutar de los bares o restaurantes. Pensada más como un centro político, la mayoría de las personas que viven allí, los fines de semana se escapan a la mucho más entretenida Sydney, que dista 300 kilómetros al sudoeste. Ahora bien, si se desea conocer la historia de Australia, un paseo por las galerías y monumentos nacionales, como el parlamento que se ve en la imagen, pueden ser un excelente punto de partida.

Como en el resto de Australia, la naturaleza está presente por doquier. El trazado ideado por el arquitecto Griffin dotó de separaciones entre los distintos distritos a partir de frondosas plantas, logrando con este diseño que la ciudad pareciera estar integrada en un bosque. En los ardedores de la ciudad se halla el Parque Nacional de Namadgi, un lugar único donde pasear, pedalear, montar a caballo e incluso practicar escalada.



Búsqueda personalizada

Inicio