Christchurch
Aires europeos en Christchurch

Podría decirse que Christchurch es un trocito de Europa en Nueva Zelanda, ya que su aspecto es totalmente inglés, con casas unifamiliares y edificios de poca altura, excepto en el centro donde hay algunos pisos altos de oficinas y hoteles. También en el centro se halla la catedral, un bellísimo edificio gótico situado en una plaza y en cuyos aledaños se encuentran infinidad de restaurantes y cafés. La ciudad está situada en la Isla del Sur, y es la más grande de todas las ciudades de la isla.

Una de las atracciones más populares de la ciudad es la visita al Jardín Botánico donde miles de especies vegetales se muestran en todo su esplendor. Además, la gracia de la visita radica en poder recorrer el jardín en góndola, ya que este es atravesado por el río Avon, visible en esta fotografía.

Desde el monte Cavendish, a donde se puede subir en teleférico, se obtienen unas magníficas vistas de la ciudad y de toda la región. Si lo que se pretende es disfrutar de la noche, Christchurch destaca por su animada vida nocturna, con infinidad de pubs al más puro estilo británico.

Para los amantes del surf, Christchurch es algo así como un paraíso: magníficas olas y toda suerte de obstáculos como pequeños icebergs, focas, pingüinos y otros animales marinos suponen todo un reto para los forofos de este deporte. Eso sí, el surfista debe ir bien provisto de prendas térmicas ya que el agua no está precisamente a temperatura caribeña.



Búsqueda personalizada

Inicio