Madang
Madang, paraíso del submarinismo

Situada en la costa norte del país, la ciudad de Madang acoge legiones de aficionados al submarinismo por la belleza de sus aguas y su arrecife de coral. Es una de las mecas mundiales del submarinismo: sus aguas están plagadas de exóticos peces, corales como en la imagen y de vestigios de naufragios de barcos y derribos de aviones de la II Guerra Mundial.

Madang, que fue emplazamiento aliado de los británicos, fue totalmente destruida por el ejército japonés en la guerra que asoló el mundo a mediados del siglo XX. De esa época queda, además de un avión lleno de balas en una pista de aterrizaje antigua a modo de recordatorio, cientos de restos de barcos y aviones en las profundidades del océano que se pueden explorar.

Una de las zonas más atractivas para el buceo es Planet Rock, situada entre Point Lighthouse y Bilbil Island, donde se intercalan aguas de profundidad en torno a cuatro metros y un arrecife de coral poco profundo en el que se puede ver peces prehistóricos y tiburones martillo, entre otras exóticas especies.

Si se desea una estancia más reposada, cerca de la ciudad se hallan lujosos emplazamientos como Malolo Plantation Lodge, una antigua plantación de cocos remodelada donde se halla un hotel con unas inolvidables vistas al mar de Bismarck y al volcán activo de la isla de Karkar. Desde allí se organizan infinidad de excursiones en kajak por el mar, rutas culturales y senderismo por los bellos alrededores. Un buen momento para visitar Madang es en septiembre, mes en el que se celebra el Festival Cultural de la ciudad, un festival al que se invita a infinidad de cantantes de gran talento.



Búsqueda personalizada

Inicio