Santa María del Juncal, Irún
La ciudad fronteriza de Irún

A tan sólo tres kilómetros de Hondarribia, en la Bahía del Txingudi y junto al río Bidasoa, se encuentra la ciudad fronteriza de Irún. Atravesando el Puente Internacional llegaremos a las localidades francesas de Hendaya, Sokoa, San Juan de Luz, Biarritz o Baiona. Pero de momento nos quedamos en Irún, una localidad con un fuerte componente industrial, pero con un hermoso trazado urbano y un precioso entorno natural.

Que no nos engañe su aspecto de ciudad moderna, porque Irún también posee un pasado que puede apreciarse en lugares como la Iglesia de Santa María del Juncal, que aparece en la foto, del siglo XVI; en el Ayuntamiento barroco, ubicado frente a la columna de San Juan Harri, que conmemora la independencia de la ciudad, o en la ermita de Santa Elena, que fue erigida sobre los restos de una necrópolis y de un templo romano.

Como parte del Camino Francés de Santiago, es habitual ver a los peregrinos atravesando las calles de la ciudad, dando lugar a pintorescas instantáneas. Y, al igual que sucede en Hondarribia, en Irún también se celebra un Alarde de Armas, que recuerda a las milicias fueristas que cada pueblo poseía.

Las mejores imágenes de naturaleza nos las proporciona la Bahía del Txingudi, que acoge varias pequeñas islas, grandes playas, verdes praderas, marismas y bosques. Mar, ríos y montes confluyen en Irún, proporcionando un marco de lujo a esta ciudad fronteriza.



Búsqueda personalizada

Inicio