La Virgen Blanca. Por tierras de Álava

La bajada del Celedón, en Vitoria
Las fiestas de la Virgen Blanca, en Vitoria

El calendario festivo de Álava es abundante y ecléctico. En todas sus localidades celebran fiestas relacionadas con sus tradiciones, costumbres o con la religión. Una de las más populares es la que se celebra en Vitoria en honor de su patrona, la Virgen Blanca. Vienen festejándose desde el año 1884, y comienzan el cuatro de agosto con el repique de las campanas de San Miguel y el tradicional "chupinazo", que tiene lugar a las seis en punto de la tarde en la Plaza de la Virgen Blanca.

Inmediatamente acontece uno de los actos más curiosos y fotogénicos de esta fiesta, la Bajada del Celedón desde el campanario de San Miguel hasta un balcón de la Plaza de la Virgen Blanca. Va "volando" por encima de las cabezas de los miles de asistentes que se congregan en la plaza.

Celedón es un muñeco que representa a un antiguo aldeano alavés, que atraviesa la plaza a través de un sistema de poleas. Una vez en el suelo es sustituido por un miembro de una cuadrilla de blusas (peñas), que cruza toda la plaza hasta llegar a la balconada, donde se le baila el tradicional aurresku (danza vasca).

Durante seis días, la ciudad es un hervidero de gente que disfruta de ferias, conciertos, actos religiosos y otras muchas actividades. Las fiestas en honor de la Virgen Blanca de Victoria duran hasta la una de la madrugada del día 10 de agosto. Es entonces cuando Celedón se despide de todos los asistentes, y vuelve a subir a la torre campanario de San Miguel. La noche termina, naturalmente, con un gran castillo de fuegos artificiales.



Búsqueda personalizada

Inicio