Cataratas Victoria. Cataratas de la Tierra

Cataratas Victoria, en el río Zambeze
Las cataratas Victoria, entre Zambia y Zimbabwee

Son uno de los mayores espectáculos del continente africano: las cataratas Victoria, situadas en la frontera de Zambia y Zimbabwe. Este salto de agua en el río Zambeze es conocido por los lugareños como el "humo que truena". Estamos hablando de sesenta millones de litros de agua cayendo cada minuto desde una altura de 107 metros. El ruido es atronador, y la brumosa imagen que se forma, de lo más fotogénica.

Las cataratas Victoria están situadas en el distrito de Livingstone, en la Provincia del Sur, en Zambia, y en el distrito de Hwange, en la región de Mashonalandia Occidental, de Zimbabwe. Están integradas dentro dos parques nacionales, el Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya en Zambia y el Parque Nacional de las Cataratas Victoria en Zimbabwe.

El explorador y misionero escocés David Livingstone fue el primer y afortunado europeo en observarlas, el 16 de noviembre de 1855. Como buen inglés, las otorgó el nombre de la monarca entonces reinante en su país, la reina Victoria.

Para contemplar y fotografiar las cataratas victoria en todo su esplendor, durante los meses de abril y mayo es cuando llevan mayor caudal, aunque la caída de las aguas provoca una densa nube de humo que dificulta la visión. De noviembre a enero tiene lugar la estación seca, y es la mejor época para fotografiar los detalles geológicos de las cataratas.

Hay dos lugares claves en las cataratas Victoria: el puente formado por un arco de acero del año 1905 y la Piscina del Diablo, una gran poza natural a la que se puede acceder en barco y que, cuando el río baja, permite bañarse en las aguas del Zambeze, justo al borde del abismo de las cataratas. Las cataratas Victoria fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1989.



Búsqueda personalizada

Inicio