Jeju, Corea. Islas de la Tierra

Cráter de la isla Jeju
La isla Jeju, en Corea del Sur

La isla Jeju, en Corea del Sur, posee todos los títulos posibles para ser acreditada como un auténtico paraíso terrestre: es Patrimonio Natural de la Humanidad, Geoparque Global y Reserva de la Biosfera, lo que llaman la "Triple Corona" de la UNESCO. Por si fuera poco, en 2011 fue declarada una de las nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Jeju es de origen volcánico, y eso se nota en los cientos de cráteres repartidos por toda la isla. Se los conoce como oreum, y uno de los más emblemáticos es el Abu Oreum. Llama la atención por su característico anillo de árboles. Existen igualmente muchos tubos volcánicos, algunos de los cuales pueden ser visitados, siendo una experiencia inolvidable.

La condición de paraíso de Jeju viene también de la mano de sus espectaculares playas de aguas cristalinas, de los vertiginosos acantilados, las exuberantes selvas y las verdes montañas. La cumbre más elevada de la isla es el monte Halla, con una altura de 1.950 metros sobre el nivel del mar.

Al suroeste de la isla Jeju hay otro monte, el Sanbang. Posee una fuerte carga espiritual y religiosa, ya que alberga varios templos budistas. La isla acoge otros atractivos creados por el hombre, como las estatuas de piedra Dol Hareubang o el parque de esculturas eróticas Loveland.

En Jeju tiene lugar un rito chamanístico Chilmoridang Yeongdeung-gut, que se celebra todos los años en el mes de febrero, y que ha sido declarado como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad por la UNESCO.



Búsqueda personalizada

Inicio