Hayas y hayedos. Bosques y selvas

Hayas y hayedos
Hayedos, solo en el hemisferio norte

El haya común es un árbol de los que entran en la categoría de majestuosos. Llegan a medir entre 30 y 40 metros de altura y pueden crecer de dos formas. Si lo hace en un bosque o en mitad de una concentración aislada, el tronco central crece robusto hasta finalizar en una copa suavemente esférica. Si lo hace con espacio, sin competidores cerca, se ramifica antes y el tronco ya no es tan compacto, mientras las ramas toman formas y caminos en cierto modo enrevesados.

Ver un hayedo o bosque de hayas es un espectáculo. Al ser árboles altos y contundentes, la luz penetra con cierta dificultad, dando al conjunto una lejana apariencia sombría, apenas irreal. Toda la zona que abarca la distancia entre Galicia y Catalunya tiene una gran densidad de bosques de hayas. En Francia forman el diez por ciento de la superficie forestal, encontrándose también en abundancia desde Suecia hasta Sicilia.

La fauna es muy rica y variada, incluyendo osos pardos, zorros, el jabalí y el lince. Muchas de las especies que acoge, como la última citada, están es serio peligro de extinción. También numerosas aves migratorias forman parte del ecosistema del hayedo. En resumidas cuentas, un bosque afín a las zonas montañosas, en cierto modo imponente y hogar de numerosas criaturas, pero en el que apenas crecen plantas distintas a las hayas que captan casi toda la luz.



Búsqueda personalizada

Inicio