Lúpulo
Salud a través de las plantas: el tranquilizante lúpulo

Ya desde tiempos del Imperio Romano, el lúpulo era utilizado como poderoso tranquilizante. Para luchar contra el insomnio, era habitual entonces dormir sobre una almohada de hojas de esta planta herbácea. El lúpulo es originario de Centroeuropa, y su uso tiene múltiples aplicaciones. Sus más de veinte compuestos con efecto sedante, hacen de esta planta un eficaz coadyuvante en los tratamientos de enfermedades nerviosas.

Aparentemente, el lúpulo parece una planta trepadora ya que se enrosca con facilidad gracias a unas pequeñas vellosidades que cubren los tallos. Crece de forma silvestre en zonas frías y húmedas del Viejo Continente, Asia y América.

El lúpulo es conocido por ser ingrediente fundamental de la cerveza. El característico amargor y el inconfundible aroma de la popular bebida vienen dados por esta planta que, además, ejerce importantes funciones de conservación.

El lúpulo también está indicado para corregir ciertas disfunciones de carácter sexual. En el caso de los hombres, las infusiones de lúpulo se consumen con el fin de reducir el deseo sexual en los tratamientos contra la adicción al sexo. En las féminas, por el contrario, el consumo habitual de infusión de esta planta estimula la libido. La infusión de lúpulo es beneficiosa para eliminar lombrices, y su uso externo calma los picores de eccemas y dermatitis varias.



Búsqueda personalizada

Inicio