Las plantas de interior

Casi todas las plantas cultivadas en interior corresponden a especies tropicales escogidas por su facilidad de adaptación a temperaturas que pueden oscilar entre los 16 y los 26 grados centígrados. En la mayoría de los hogares y oficinas, la temperatura varía durante todo el año entre estos grados.

Se llaman de interior porque se cultivan bajo techo, la mayoría de las veces con fines ornamentales. Son ideales para decorar todo tipo de viviendas, ya sean pisos o chalets, e incluso las zonas comunes de una urbanización y de oficinas.

Los cuidados básicos de las plantas de interior deben incluir una buena iluminación, una temperatura suave que en la época de floración requiere más calor, un alto grado de humedad, una buena fertilización y el cambio periódico de maceta para evitar que las raíces se encuentren comprimidas.

Plantas de interior, un jardín dentro de casa
Búsqueda personalizada

Inicio