Rosa gallica. Variedades de rosas

Rosa gallica
Rosa gallica, abundante en la Edad Media

Otra rosa silvestre de origen euroasiático. Este rosal es un arbusto que apenas alcanza el metro de altura. Sus ramas están provistas de grandes espinas. La época de floración de este rosal es a finales de primavera y principios de verano. De forma silvestre, se encuentra en bosques y en los bordes de los caminos rurales.

En la Edad Media, la rosa gallica abundaba en los jardines, ya que se trabaja de un arbusto que requería relativamente pocos cuidados. Dotado el arbusto de una gran resistencia, aguanta temperaturas de más de veinte grados centígrados bajo cero.

Las flores crecen en grupos de hasta cuatro rosas. Son muy aromáticas; la rosa gallica despide una agradable fragancia. Su tamaño es bastante grande, rondando los diez centímetro de diámetro. El color de la rosa gallica siempre oscila entre un rosa más o menos intenso hasta un rojo con tonalidades purpúreas.

La floración se produce a finales de primavera o en los albores del verano. Los pétalos de esta rosa se utilizan para elaborar un aditivo muy utilizado en repostería. Además, la rosa gallica tiene propiedades desinfectantes, por ello las infusiones a partir de sus pétalos son utilizados para la limpieza de cutis.



Búsqueda personalizada

Inicio