Verónica
Verónica y la obligación del amor: la flor de la fidelidad

Si hay una cosa que el enamorado que es correspondido pide al objeto de su amor, por encima de cualquier otra, es la fidelidad. Regalando verónicas esta petición se expresa muy bien.

La verónica es una planta herbácea con cerca de quinientas especies repartidas por todo el mundo. Los tallos son delgados con hojas elípticas y vellosas que crecen de dos en dos, y flores de color azul que surgen en espiga. La verónica puede vivir muchos años, generalmente a pleno sol. Crece muy bien en climas templados, por lo que si se cultivan en jardín hay que preservarla de las heladas.

Aunque no es una planta de extremada hermosura, su fácil cultivo y sus lindas flores la hacen apta para engalanar jardines. Aparte de su uso ornamental o en el mercado de la flor cortada, la verónica no se utiliza en industria farmacéutica o cosmética dadas sus escasas propiedades.



Búsqueda personalizada

Inicio