André Kertész

Fotografía de André Kertész

André Kertész fue un fotógrafo nacido en Budapest, Hungría en 1894. Conoció la fotografía gracias a un manual que encontró en su ático. Antes de dedicarse a ella profesionalmente estudió en la Academia de Comercio hasta que se graduó en 1912. Sus estudios lo prepararon para trabajar en la bolsa de valores de Budapest.

Este trabajo no le interesaba en lo más mínimo pero le permitió comprar su primera cámara en 1913. En sus periodos de descanso Kertész tomaba imágenes de sus vecinos y de los paisajes que le rodeaban. Las imágenes que veía en las revistas que llegaban a sus manos le inspiraban para seguir aprendiendo.

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial André se alistó al ejército y fue enviado al frente. Allí no abandonó la fotografía aunque la mayoría de las copias fueron destruidas durante la Revolución Húngara de 1919. En 1915 fue herido de bala en un brazo y retirado de la línea de fuego.

El tenedor

En septiembre de 1925 emigró a París donde comenzó trabajando por encargo para varias revistas francesas. Pronto entró en contacto con el círculo de artistas emigrantes concentrados en París. Entre ellos se encontraban Robert Capa, Brassaï o Man Ray. Allí conoció el éxito y el reconocimiento e hizo varias exposiciones tanto individuales como colectivas.

Tras su periodo francés emigró a Nueva York en 1936 donde no fue tan reconocido como en Europa. Allí publicó varias fotografías en revistas como Harper's Bazaar pero en la mayoría de ellas se encontró con problemas.

La Segunda Guerra Mundial llevó a Kertész a abandonar su trabajo durante unos años ya que los húngaros fueron declarados enemigos de la patria en EEUU. Se sintió rechazado allí donde iba ya que sus fotografías no eran lo suficientemente valoradas ni se incluían entre las recopilaciones de galerías y publicaciones.

Broken Plate

En la actualidad es uno de los fotógrafos más influyentes de su época. Tras su muerte obtuvo todos los reconocimientos que no consiguió en vida.

Muchas de sus fotografías se encuentran entre las más valiosas del siglo XX. Éstas muestran la vida tal y como él las concebía, tranquilas y nostálgicas. Su juego con la luz fue considerado arte años más tarde. Hoy en día es catalogado como el padre del periodismo fotográfico.

André Kertész murió en Nueva York en Septiembre de 1985.


Búsqueda personalizada

Inicio